sábado, 2 de marzo de 2013

Interior de Giza y canales de ventilacion



Primeras imágenes del habitáculo secreto de la gran pirámide de Giza


Pueden ser las marcas dejadas por alguno de los trabajadores, o símbolos religiosos. Un pequeño robot ha tomado fotografías dentro de la pequeña sala al final del pasadizo sur de la cámara de la reina, que son vistas por la humanidad por primera vez después de 4.500 años. Esta inspección robótica también ha servido pasa disipar la controversia sobre la función de las únicas piezas de metal que se conocen en la pirámide, y también nos muestra una segunda “puerta” que podría dar acceso a una segunda cámara secreta.

Se cree que la gran pirámide de Giza fue la tumba del faraón Jufu (o Keops), la cual es la última de las 7 maravillas del mundo antiguo que se conservan. Contiene 3 salas principales:la sala de la reina, la gran galería y la sala del rey, de la que parten dos conductos que la conectan con el exterior. Extrañamente, la sala de la reina también tiene dos galerías de unos 20 cm x 20 cm, pero se encuentran obturadas por dos bloques de piedra antes de llegar al exterior de la pirámide. La función de estos túneles es desconocida. Algunos creen que puede ser una conexión con una sala oculta. Estas puertas son los únicos misterios relevantes que quedan por descifrar en las pirámides.

Estos túneles han sido hasta la fecha el objetivo de tres exploraciones robóticas. En 1993 un robot teledirigido ascendió por el estrecho corredor unos 63 metros para descubrir que al final había una piedra con dos piezas metálicas que lo atravesaban. Ninguna otra pieza de metal formaba parte de la estructura de la pirámide por lo que aquello significó un hallazgo extraordinario. Los más osados incluso propusieron que se trataba de una toma de corriente utilizada por los constructores alienígenas.




En 2002 se equipó a un nuevo robot con un taladro con la intención de averiguar lo que había detrás de la puerta Gantenbrink. El robot después de realizar el taladro deslizó una cámara por el orificio para descubrir que detrás de esa piedra había un pequeño receptáculo en cuyo fondo se encontraba un nuevo bloque de piedra, éste sin pulir.




Ahora, un nuevo robot diseñado por el ingeniero Rob Richardson de la Universidad de Leeds, ha vuelto a escalar el pasadizo portando esta vez una cámara montada sobre un soporte micro-snake flexible que puede doblarse para grabar todo el interior del habitáculo.

Las imágenes obtenidas muestran jeroglíficos inéditos escritos con pintura roja y líneas que pudieron ser dejadas por los obreros. Si esos jeroglíficos pudieran descifrarse quizá ayudase a los egiptólogos a descubrir la verdadera funcionalidad de esos pasadizos. Las marcas con pintura roja son muy comunes en las pirámides de Giza. Eran hechas por los obreros o por las cuadrillas que portaban los sillares, y representan números, fechas o el propio nombre de la cuadrilla.

La siguiente es una composición hecha con varias imágenes que muestran el suelo de la sala oculta.
La cámara de esta última exploración ha descifrado el misterio de las clavijas de metal, ya que se ha podido girar para verlas desde el otro lado de la piedra. Las fotos muestras que están terminadas en unos bonitos lazos, lo que indica que su único fin es decorativo. Nada que haga indicar que se trata de un enchufe para las máquinas antigravitatorias extraterrestres.
Este dato unido a que la orientación de los túneles es Norte-Sur hacen pensar que estos pasadizos tengan una función simbólica relacionada con las estrellas.
En cuanto a la posibilidad de que pudiera existir una sala detrás de la piedra sin pulir, no parece muy probable.

Teorías sobre la función de los canales de ventilación de la gran pirámide (I)
Si la Gran Pirámide de Giza tuviese cara, seguro que estaría esbozando una sonrisa burlona, porque habiendo transcurrido ya 4500 años desde que se erigió, cuanto más investigamos sobre su función y su técnica de construcción más enigmas se nos plantean.

Voy a tratar en esta entrada temas tan apasionantes como la finalidad de varios elementos arquitectónicos de la gran pirámide de Giza, y en especial de los 4 respiraderos, teorías sobre su construcción, y también teorías sobre su sellado. Es un tema muy extenso,por lo que lo dividiré en varias partes.

Para entender bien lo que voy a contar, en primer lugar vamos a repasar la estructura de la Gran Pirámide. Para no perdernos, mantengamos a la vista el esquema de arriba mientras que leemos la descripción de las diferentes cámaras y pasadizos.

La entrada original a la pirámide se encuentra en la hilada 19 tras la que transcurre un corredor descendente que baja sobre el nivel del suelo continuando a través de la roca viva hasta llegar a la cámara subterránea. Se cree que esta cámara está inacabada porque aunque el techo y las paredes están pulidas, el suelo presenta grandes irregularidades y protuberancias. Cuesta creer que pueda haber algo inacabado en la Gran Pirámide, pero también avala esta teoría el que al final de la cámara exista un pasadizo adicional que no lleva a ninguna parte. Quizá la intención era construir dos cámaras consecutivas conectadas por un pasaje como en la pirámide roja, pero los arquitectos o el propio faraón cambiaron de idea durante el transcurso de la obra.

Sobre el techo del pasaje descendente desembocan dos pasadizos. Uno es el canal ascendente, que lleva a la gran galería y la cámara de la reina, y el otro es el pozo, del que hablare más adelante. El acceso al pasaje ascendente está bloqueado por 3 bloques de granito encajados en las paredes y techos que se estrechan ligeramente para que los bloques hagan de tapón. El principio del primer bloque es visible desde el pasaje descendente. La retirada de los mismos es imposible desde abajo, lo que llevo a Al’Mamún en el siglo IX a ordenar el escarbado de un nuevo pasaje de entrada horizontal, empezando en la hilada 7, que es la entrada actual y que permite el acceso al canal ascendente por detrás de los tres bloques de granito.
Subiendo por el canal ascendente llegamos a una intersección de la que parten la entrada a la cámara de la reina, la gran galería y la entrada del pozo. La cámara de la reina tiene un techo abuhardillado formado por bloques calizos colocados en contraste (como dos naipes apoyados), y un nicho en la pared izquierda que se cree que estaba destinada para contener una estatua del faraón. Aunque se la conoce como cámara de la reina, no se construyó como sepultura de ninguna reina. El nombre le fue dado por los antiguos árabes tras ver el techo construido a dos aguas como las tumbas de las mujeres.
En 1872 Dixon descubrió accidentalmente la existencia de los respiraderos de la cámara de la reina al deslizar un alambre entre la junta de dos bloques de revestimiento sin encontrar tope. Tras partir el trozo de cubierta que tapaba ambos conductos descubrieron introduciendo guías metálicas que eran muy profundos.De hecho, el canal norte hacía un pequeño giro de tal manera que un larguero y una guía metálica se quedaron atorados en su interior sin que los pudiesen retirar. La finalidad de esta cámara es una incógnita. Inicialmente la teoría generalizada era que el faraón volvió a cambiar de idea y quiso una nueva habitación culminando el gran corredor. Esto llevaría a deducir que los respiraderos norte y sur de la cámara de la reina que ascienden a unos 45 grados hacia las paredes de la pirámide deberían de terminarse algo por encima de la altura de la cámara de la reina. Pero como ya conté en un anterior artículo, en 1993 el ingeniero Gatenbrick deslizó un vehículo teledirigido por el respiradero sur y descubrió que terminaba en un bloque de piedra con dos pasadores metálicos (que desde entonces es conocido como puerta Gatenbrick) a una distancia de 63 metros, muy por encima de la cámara del rey. Por ello la teoría del cambio de idea debemos descartarla, ya que no tendría sentido continuar con un esfuerzo tan tremendo que supone ascender dos chimeneas oblicuas entre el núcleo de la pirámide si ya no tendrán la función para las que se estaban construyendo.

Avanzando hacia arriba nos encontramos con la gran galería, obra maestra de la arquitectura egipcia, compuesta por un pasillo ascendente con una bóveda telescópica formada al ir solapando bloques de roca que sobresalen unos centímetros del inmediatamente inferior, elevándose hasta los 8 metros y medio de altura.
Al final del la gran galería, la antecámara en la que se supone que se encontraban tres bloques de granito que sellaban la entrada a la cámara del rey, y que se deslizaban por tres carriles rebajados en las paredes laterales. Estos tres bloques de piedra no existen en la actualidad y hay quien piensa que no existieron nunca. ¿Para qué los carriles entonces?

Y tras la antecámara, la cámara del rey majestuosa construida en su totalidad por grandes bloques de granito rojo. El techo es plano, a diferencia del de la cámara de la reina. Mejor dicho, el primero de los techos, porque la cámara del rey tiene 5 sobre los cuales se colocó otro conjunto de bloques colocados en contraste. La finalidad de estos techos también es un misterio. Son mal llamados cámaras de descarga, aunque no descargan de ningún peso.
La cámara del rey también dispone de dos respiraderos, norte y sur, como los de la cámara de la reina, aunque estos si que llegan hasta el exterior de la pirámide. Originalmente se creyó que eran receptáculos para colocar lámparas, pero más tarde al comprobar que alcanzaban la pared de la pirámide, por lo que su funcionalidad se pensó que era la de ventilación.
Para qué se utilizó la pirámide

Las pirámides egipcias fueron una evolución de las mastabas, que eran construcciones funerarias. Lo normal es pensar que durante la vida del faraón se construía la pirámide que le daría sepultura y que sería el monumento que le haría perdurar entre el pueblo egipcio tras su muerte. Pero la momia de Keops no se encontró en el interior de la gran Pirámide. ¿Acaso fue saqueada?

Heródoto dejó escrito que Keops ordenó que se escavaran cámaras subterráneas en la meseta de Giza para su sepultura, no se sabe si por miedo a los saqueos, o por repudiar en última instancia su majestuosa sepultura por considerarla maldita.

Los restos de Keops siguen sin recuperarse, así que desconocemos si fueron saqueados, si están sepultados en algún sitio desconocido o… si se encuentran en la pirámide en alguna cámara todavía desconocida.

Pero en cualquier caso, ¿para qué se construyeron ese intrincado de cámaras, galerías y pasadizos? Cada uno de esos elementos arquitectónicos supuso un esfuerzo ímprobo y no cabe lugar a dudas de que cada mínimo recoveco tenía una función asignada desde el diseño inicial. Pero de entre todos ellos, es especialmente inquietante la finalidad de los respiraderos de las cámaras del rey y la reina, y más aun si cabe los de la reina, ya que se encontraban tapados por ambos extremos, lo que indica que no se llegaron a usar. Recordad que Dixon tuvo que romper el revestimiento de la cámara de la reina para acceder a ellos.

Hay teorías de varios sabores sobre la posible finalidad de estos respiraderos. De entre ellas, cabe destacar la teoría de Christopher Dunn, que postula que la pirámide en realidad no era una tumba, sino una planta energética que se utilizaba para enviar señales de microondas con un destino desconocido, aunque si consideramos que las guías de onda de la emisión son los canales de la cámara del rey, estos según Bauval apuntan a Al Nitak (Zeta Orión) y Alfa Dragón, la antigua estrella polar.








Para subir los bloques de granito de vuelta a su posición inicial, se ubicó en la cámara de la reina una gran rueda reductora que con un esfuerzo menor y un sistema de poleas cubriría este objetivo.

También según Ricart, el respiradero norte se utilizaba para contener una cuerda con la que comunicarse con los operarios del exterior (por tirones) para accionar o parar la máquina.

Los respiraderos de la cámara de la reina se habrían utilizado en caso en de atasco de los bloques de contrapeso si fuese necesaria ayuda externa para mover la gran cabria que servía para elevarlos. En caso de emergencia se habría roto el panel de piedra que los cubría y se destaparían los extremos exteriores utilizando los tiradores metálicos, para así poder pasar una cuerda y tirar desde el exterior con la ayuda de más obreros de los que caben en la cámara de la reina.

La interesantísima teoría está ampliamente descrita en su libro “Las pirámides de Egipto. La técnica oculta”. Sin embargo hay varios puntos que no acabo de entender, como por ejemplo, ¿por qué montar un sistema tan extraordinariamente complejo en el interior de la pirámide, si se podría haber hecho algo similar pero mucho más fácilmente en el exterior? En vez del complicado sistema de cuerdas y poleas interno y de varios operarios respirando aire viciado durante el último tercio de la construcción, se podría haber conseguido el mismo efecto colocando otro sistema de carriles para portar un contrapeso en la ladera norte de la pirámide, ahorrándose todo el riesgo que supone el que una piedra atascase el conducto sur de la cámara del rey.

Otro punto débil a mi entender es la funcionalidad del conducto norte. Todo lo importante pasaba en la ladera sur de la pirámide. Parece más lógico que para enviar las ordenes a los operarios del interior se golpease la roldana emplazada en el extremo exterior para que el ruido se oyese en la cámara del rey, que tirar de una cuerda que diese toda la vuelta a la pirámide.

El procedimiento de sellado

Para encontrar la que yo creo que es la verdadera función de estos respiraderos hay que analizar el proceso de sellado de la pirámide. La teoría más extendida es la siguiente. A la muerte del faraón, la comitiva fúnebre portaría su sarcófago por el corredor ascendente. Al llegar a la gran galería los tres grandes bloques de granito les suponían un obstáculo a sortear. Esto ha llevado a plantear teorías muy extrañas como la de que los bloques estuviesen en una posición elevada apoyados sobre una plataforma de madera (lo cual no tiene sentido), o que se desplazasen temporalmente a la cámara de la reina (lo cual es imposible ya que no caben).

Yo creo que probablemente construyeran una tarima de madera para sortearlos por encima con unos escalones al principio y al final de la misma. Algo que no debería de haber supuesto un gran esfuerzo comparado con el ya hecho. Una vez depositado el sarcófago en la cámara del rey, se bajaron los tres sellos de la antecámara, soltando las cuerdas que los retenían. Seguidamente se liberaron los tres bloques de granito que correrieron pasillo abajo hasta taponar con violencia el corredor ascendente. Finalmente los sacerdotes bajaron por el pozo hasta llegar al corredor descendente.

Este mecanismo de sellado no tiene sentido. Para qué disponer un sello de tres bloques de granito si luego dejas abierto el acceso al pozo. Además cuando las tropas de Al-Mamún llegaron a la pirámide, el pozo estaba obstruido, y esto es imposible hacerlo desde abajo.

La descripción de Ricart del proceso de sellado me parece mucho más razonable. La finalidad del pozo seguramente era la de ofrecer una vía de escape si accidentalmente se soltaban los bloques obstructores tapando la salida natural de la pirámide. Si damos credibilidad a los relatos que dicen que elpozo estaba cerrado, eso quiere decir que no fue preciso su uso, y que se cerró desde arriba. Los tres bloques de piedra fieron liberados por los sacerdotes, quedando contenidos en la gran galería solo por dos cuerdas fijadas en el exterior y que pasaban por los respiraderos, unidas por delante con un pasador que a su vez estaba atado a una cuerda más liviana sujeta por la comitiva fúnebre. La entrada a la cámara de la reina habría sido tapada con sal para evitar obstáculos en el recorrido de los bloques, y todo el suelo del corredor ascendente fue cubierto por una mezcla de arena y sal, para frenar el golpe de los bloques contra el final del corredor. Una vez en el pasaje descendente, los sacerdotes tiraron del pasador, y las piedras taponaron la entrada. Ya solo queda verter agua por los respiraderos para eliminar la sal que tapaba la enrada a la cámara de la reina, que se desaguaba por el pozo.El agua tambien ayudaba a que encajasen mejor los tres bloques taponadores disolviendo la sal sobre la que se apoyaban. Si esta teoría fuese cierta, explicaría el hecho de que las paredes de la cámara de la reina apareciesen cubiertas de sal.

Los respiraderos de esta cámara inferior podrían tener la función de plan B en el caso en el que los de la cámara del rey se hubiesen obstruido por alguna razón.

¿Dónde está la momia de Keops?

Si la pirámide fue saqueada, tuvo que serlo antes de la dominación árabe. Cuando llegó Al-Manún y ordenó la apertura de una nueva entrada, se encontró con las cámaras vacías y sin momia. La única salida posible era por el pozo, pero este estaba también obstruido. Si estos testimonios son ciertos, ¿dónde está Keops? Por otro lado, si al final no utilizó la pirámide como sepulcro, ¿para qué la sellaron si allí no había nada? Como ya comenté en la primera parte, según Heródoto Keops ordenó la construcción de una cámara secreta en la planicie de Giza para habilitarla como su tumba. ¿Pero no podría ser esto una maniobra de distracción? ¿No podría haberse dejado todo dispuesto como si la tumba hubiese sido ya saqueada? ¿Qué mejor disuasión que hacer creer a los ladrones de tumbas que alguien se les había adelantado?

Hay multitud de teorías que postulan la existencia de una cámara secreta todavía no descubierta, que sería la verdadera cámara mortuoria de Keops. Recuerdo especialmente una que me llamó mucho la atención, de Jordi Ferré, y que se centra en la no existencia de las losas que cerraban la cámara del rey y que supuestamente habrían sido bajados tras dejar los restos del faraón.


Estos rastrillos tendrían que ser bastante pesados pero han desaparecido. Es más, las paredes laterales de la antecámara presentan unos rieles por los que supuestamente deberían de haber descendido, pero el suelo es liso. No tiene ninguna muesca en la que, como parece natural, debería de haber encajado. Este sistema de cierre no parece muy eficiente, ya que presenta un punto débil obvio justo encima de la entrada a la cámara del rey. Al no tener un rebaje en el suelo también habría facilitado el introducir una palanca para levantar las losas.

Jordi plantea la posibilidad de que haya sido el suelo entero el que haya bajado hasta su posición actual, y no las losas, cubriendo definitivamente una entrada a una cámara secreta ubicada debajo de la antecámara.

La respuesta a todas las cuestiones sin responder sobre la gran pirámide la tendremos cuando dispongamos de una tecnología que nos permita “ver” a través de la piedra. Entonces la gran construcción perderá todo el misterio. Quizá con ello también pierda todo su encanto.Referencias:

http://personal.telefonica.terra.es/web/pyramidsolution/

http://www.institutoestudiosantiguoegipto.com/SOBRE_LA_GRAN_PIRAMIDA-JORDI_FERRE.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario